Nicolas Pueta 

Llegar a la meta sin perder el equilibrio.



Nicolás tiene 27 años y nació con una malformación congénita. Su pierna izquierda nunca llegó a desarrollarse como la derecha, debido a un desprendimiento de fémur con su cadera.

A los 6 tuvo su primera intervención quirúrgica buscando "alargar su pierna", pero no se pudo comenzar el proceso, sí pudieron hacerlo a los 7 años y luego a los 11 continuaron con el mismo. Pero cuando llegó el momento de decidir si iban a continuar realizando las demás etapas, fue Nicolás quien desistió de ello por su pasión por el deporte.

Practicó Natación, Esquí y Atletismo obteniendo muy buenos resultados incluso compitiendo con personas convencionales. Y desde los 15 años, como ni sus padres ni médicos le daban permiso para que pudiera jugar al Rugby, comenzó a escaparse para entrenar con sus amigos.

Tras años de lucha logró convencer a sus padres de que le dejaran entrar al campo de juego, y hasta se dio el gusto de jugar al rugby en clubes de Inglaterra y Holanda. Finalmente regresó a la Argentina y a su club de toda la vida, el Club San Andrés, institución donde juega actualmente.

Trabajó en el Mundial de Rugby 2007 y al término del torneo, delante de una galaxia de estrellas de rugby, fue galardonado con el prestigioso premio "IRB Espíritu del Rugby" por su fuerza en la búsqueda de su pasión por el rugby a pesar de las desventajas físicas. El galardón fue entregado por Felipe Contepomi, centro de Los Pumas en ese certamen.

Al regresar a su país en 2008, fue premiado por la Unión de Rugby de Buenos Aires por representar a la unión de rugby Porteña y fue nombrado "Leyenda del Rugby" por un jurado de prestigiosos jugadores nacionales, quienes también realizan un programa televisivo con ese mismo nombre. En la Edición 2009 fue nombrado Padrino de los Juegos Deportivos de la Provincia de Buenos Aires junto a Juan Sebastián Verón.

En el año 2010 el diario inglés Sunday Times distinguió a Nicolás como uno de las 200 figuras más influyentes de la historia del rugby mundial.


Gracias TEDxRiodelaPlata

No hay comentarios.: